Les presentamos, esta alternativa para comprometerse como evangelizadores.

Hay muchos que por su familia, trabajo, enfermedad y otras tantas razones, no pueden salir a visitar a otros, a anunciarles el amor de Dios.

Ahora tienen la oportunidad de evangelizar con la oración desde sus hogares, lugares de trabajo y estudios e incluso desde el lecho de enfermos.

Si te gustó el artículo, te invito a compartirlo

Dejá una respuesta