El encuentro personal con Cristo

El Kerygma despierta la presencia de Cristo en el corazón del que es evangelizado. Este debe tratar de experimentar la presencia del Cristo vivo, en el silencio del corazón y al mismo tiempo, observando y apreciando las posibles manifestaciones del Señor, como es el sentirse perdonado, la alegría del que tiene al Señor y tantas otras expresiones que Cristo trae al que lo acoge.

Continue reading “El encuentro personal con Cristo”

Evangelizando con el Poder del Espíritu Santo

Tal vez esta tendencia a comenzar a evangelizar antes de recibir la fuerza de Dios es la razón por la que Jesús antepone a sus promesas las palabras “permaneced” y “aguardad”. “Permaneced en la ciudad hasta que seáis revestidos del poder desde lo alto” (Lc.24,49). “Les mandó…que aguardasen la promesa del Padre… recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos… hasta los confines de la tierra” (Hch.1,4-8).

Continue reading “Evangelizando con el Poder del Espíritu Santo”

El testimonio personal

Evangelizar y dar testimonio están relacionados muy estrechamente. Los evangelizadores proclaman la Buena Noticia. Los testigos dan testimonio de esa Buena Noticia en el contexto de una experiencia personal. “Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos… y hasta los confines de la tierra” (Hch 1,8) Jesús promete fortalecer a sus testigos exactamente con las mismas palabras (Mt. 10,19-20) He aquí algunas líneas que pueden servir de guía para dar un buen testimonio.

Continue reading “El testimonio personal”